martes, 2 de agosto de 2011

Conchita

La situación es dramática. Quiero decir, Conchita me apunta con una navaja.
Está armada por partida doble, porque además está histérica.
“CON-CHI-TA”, le digo, pero responde a mi llamada con la masacre de las cortinas. De repente la ONU se vuelve más inútil que nunca ante esta matanza indiscriminada. Me siento impotente mientras la tela chilla por su vida antes de salir por la ventana, y ninguna coalición de encajes quiere venir a su rescate. La política internacional de la industria textil, tan necesaria en otras ocasiones, es ahora poca cosa ante la punzante situación actual y me planteo que, mejor, vengan a mi rescate los sanitarios. Parece que tendré que apañarme con mi autotutela. La situación es dramática: Conchita se orina encima y el resultado es puramente corrosivo. Huelo a miedo, con este calor creo que a algo más, y creo que es hora de correr. Huelo a nervios y a adolescencia añorada. Conchita, con el poder que da un borde cortante, vuelve a la juventud histérica que la alumbró y parece que tiene ganas de quedarse aunque nadie la haya invitado.
Se tiene que estar bien en su posición, atizando navajazos al aire.
Porque Conchita tiene una navaja. Y entre la espuma de su boca y los restos de unas cortinas que nunca soportamos, ni propios ni extraños, creo que no me queda nada a lo que agarrarme, como en la letra de una canción pop. Nada a lo que agarrarme.
Nada serio. Quiero decir.
Hay que salir por las ventanas.

17 comentarios:

  1. Yo diría Mr. Alabama. Es surrealismo total.

    ResponderEliminar
  2. Que bueno!
    Que cortinado llevo a ese estado a esa mujer! Aunque, a veces son fallas de fabrica... El tramado de los hilos de segregación genética a veces se lleva victimas inocentes arrastradas detrás de un cortinado acuchillado.. (o algo así)
    Tres besos! Genios

    ResponderEliminar
  3. Al menos ya queda el espacio libre para unas nuevas cortinas, y a ver si esta vez os poneis de acuerdo entre los tres y que tanto propios como extraños las soportemos.

    Abrid la puerta, que yo no salgo por la ventana.

    Muaks!! (uno para cada, menos para Conchita, que ni creo que llegase a enterarse)

    ResponderEliminar
  4. Vamos a ver ... conozco bien a Sucede y a Humberto, y señores pienso que esta forma de describir, tan enrevesada no me es familiar, osea que señor de Alabama creo que es de usted.

    Me ha gustado, aunque aún ando cazando moscas porque es tal el abstracto de su pluma que ando analizando palabra por palabra.

    Yo solo deseo que Conchita se deje de tonterías y comience a cantar algún fandango de huelva ,jajaja, porque la pobre vaya escenario la han pintado.

    Saludos cariñosos a los tres caballeros. Smuakcs!!

    ResponderEliminar
  5. Bonito lío en el que me han sumido vuestras palabras!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Cambia la tela, nunca es tarde ;)
    Besitos sin histerisqueos,jajaja

    ResponderEliminar
  7. Teneis razón la ONU nunca sirvió para nada...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  8. El susto que te pegaría estar ante una persona histérica y apuntando con una navaja.
    que tengas una feliz semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. ...........|""""""""""""""""""""""""||_
    ...........|......*Buen..post*....*........|||"|""___
    ...........|________________ _ |||_|___|)
    ...........!(@)'(@)""""**!(@)(@)***!(@)'

    ResponderEliminar
  10. laconchaencebollada3 de agosto de 2011, 20:54

    manda eggs en viagreta encebollada y me cago en Dior

    ResponderEliminar
  11. Creo que esta vez se hace MUYYY fácil, no es Humberto, no es Sucede, es Alabama, ese lenguaje es muy delator.
    Un beso desde Argentina a los tres.
    Stefi.

    ResponderEliminar
  12. Salir por la ventana, a través de la ventana? la pelea con las cortinas es genial
    Saludillos

    ResponderEliminar
  13. Y, si no nos engañan, hay muchas cosas que no son argentinas, por empezar Conchita... ni los sanitarios. Si no fuera porque tiene una navaja pensaría en mi gata colgándose de las cortinas, destructora. Estoy con Amelia a full, qué suerte, encontré ayuda.
    Me hizo reír este post, pero me quedé sin paz por un rato... puntos suspensivos.

    ResponderEliminar
  14. Me quedo con la ironía y con el desasosiego que tan bien inunda e invade el texto entero.
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  15. Thank you... I'm sorry but not speak english and spanish... Thank you for add.

    Maria Cristina

    ResponderEliminar
  16. Genial entrada. No me ha decepcionado nada buscar un blog como este.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. "Está armada por partida doble, porque además está histérica.", esa frase está genial. Y ante una situación así no hay que porque preocuparse que seguramente Conchita terminará bien cansada, solo que por salud hay que procurar evadir la mayor parte posible del tiempo el filo que porta. =)

    Saludos.

    ResponderEliminar